Qué es la Enfermedad

Generalidades

Lo más importante para cualquier tratamiento en medicina es llegar a un diagnóstico correcto. Tal vez las dificultades que se presentan en los tratamientos para adicciones y los pobres resultados de los mismos se deba a que el diagnóstico de la enfermedad de la adicción no sea el adecuado.


Definición

La adicción o los apegos ya sea a sustancias, comportamientos o emociones, son manifestaciones de una enfermedad del cerebro, y es en última instancia donde el tratamiento debe ser dirigido.

Los apegos son manifestaciones de  una disfunción fisiológica del cerebro. En otras palabras el cerebro funciona en forma inadecuada.


Orígen

Los apegos o adicciones NO son debidos a eventos o circunstancias que las personas hayan pasado en algún momento de su vida. Si bien es cierto que todo influye en nuestra vida, no tiene sustento el afirmar que porque “mis padres se divorciaron”, “mi esposa me dejó”, “me violaron”, la persona va a tener algún tipo de adicción o apego.

Los apegos o adicciones se originan en hábitos mentales repetidos por añosEl funcionamiento del cerebro se basa más en la repetición que en los eventos o las circunstancias. Por ejemplo si una persona practica matemáticas durante diez años, por cuatro horas diarias, probablemente va a ser bueno en matemáticas. Si practica dibujo, después de diez años, por cuatro horas diarias, probablemente sea un buen dibujante. Si practica tenis por diez años, por cuatro horas diarias, probablemente va a ser un buen tenista.

Igual sucede si practicamos temor, resentimiento o impulsividad por diez años, por cuatro horas diarias, lo más probable es que seamos unos profesionales en resentimiento, en temor o en impulsividad. Esas son las vías cerebrales creadas por repetición durante años, las cuales deben ser modificadas.


Evolución de la Enfermedad

Los apegos no se crean espontáneamente, quiere decir que no son enfermedades agudas sino crónicas, son consecuencia de un uso continuo y prolongado antes de que el apego o la pérdida de control se presenten. Por ejemplo en el caso del alcoholismo la depresión,  el juego,  el temor,  son apegos que han sido practicados mucho antes de que el cuadro clínico aparezca, o la pérdida de control que está afectando su vida sea llamativa.


La Enfermedad se basa en las Neuronas

Las células que manejan la parte neurológica o las funciones totales del cerebro son las neuronas, y son prácticamente similares en todo el cerebro. Por ejemplo las neuronas de la memoria son muy parecidas a las neuronas del movimiento, y estas son muy parecidas a las neuronas de la visión, por lo tanto todas las neuronas que cumplen funciones diferentes en el cerebro son muy parecidas. Todas las neuronas de nuestro cerebro se vuelven más eficientes por repetición y todas las enfermedades de los apegos tienen este origen, por lo cual el tratamiento para todos tipos de apegos es  el mismo.


Clasificación

Nosotros clasificamos los apegos en:

  1. Apego a sustancias:
    Puede ser por ejemplo apegos al alcohol, marihuana, cocaína o drogas lícitas como los medicamentos, entre otros.

  2. Apego a comportamientos:
    Por ejemplo pueden ser apegos a comportamientos como a las compras, al juego, a las comidas, al gimnasio, al trabajo, al sexo, al internet, etc.

  3. Apego a las emociones:
    Por ejemplo pueden ser apegos a la depresión,  la obsesión, la esquizofrenia,  la impulsividad, paranoia etc.

Todos estos apegos son síntomas de UNA SOLA ENFERMEDAD, y cuando una persona manifiesta un apego, tiene más de un apego. Por ejemplo, una persona puede tener el apego al alcohol, sumado al apego a la cocaína, sumado al apego a la depresión, sumado al apego a los tranquilizantes. Otra persona puede tener apego al juego, depresión y pastillas. Como también el apego puede ir variando del alcohol a la cocaína, de la cocaína al juego, del juego a las compras, de las compras a la depresión, de la depresión a la esquizofrenia.

Nuestra intención no es entrar en controversias con el punto de vista general de la medicina en la actualidad sobre la enfermedad de las adicciones. Para nosotros todos estos apegos son síntomas de una sola enfermedad, no son la enfermedad en sí. Nosotros creemos que el gran problema que existe en la actualidad es que se tratan los síntomas como si fuesen una real enfermedad y no se ve que simplemente son síntomas.


Tratamiento NO dirigido a los Síntomas

Algunos pacientes son tratados por la adicción al juego, y pueden tener éxito y la persona deja de jugar, pero inmediatamente o un tiempo después, podría tener apego a la depresión, o a las comidas o a las compras o los medicamentos. Probablemente se traten nuevamente estos síntomas como enfermedades independientes. Al ser una sola enfermedad, si se mantiene cualquiera de los síntomas con el tiempo van a regresar a su síntoma original. Mientras que la mayoría de los modelos de tratamiento sigan direccionado al tratamiento a los síntomas y no a la esencia de la enfermedad, ésta se va a seguir perpetuando y el paciente y su familia no se van a recuperar.

El modelo Andenes no está diseñado para tratar solamente los síntomas, ya sea al alcohol, drogas, depresión, juego, sexo, entre otros, sino que está diseñado para lograr un cambio en el modo como procesa el cerebro. El problema no está en el apego a las sustancias, las emociones, los comportamientos, sino en la manera como procesa la persona.

Vamos a tratar de esclarecer este concepto. Si hacemos un juego mental, y nos imaginamos que nuestro familiar ha dejado de consumir su principal apego, por ejemplo la marihuana, vemos que aún la persona dejando de consumir ese apego no se recupera del todo, ya que continúa siendo ineficiente en algunos aspectos. Tal vez no se levante temprano, no sea constante en su trabajo o estudios, siga tomando malas decisiones, mantenga su intolerancia, o siga concentrado en sí mismo, etc. El hecho de dejar la marihuana no va a ser la solución. Si algún familiar está esperanzado en que el paciente se va a recuperar con solo dejar de consumir su apego, se está engañando, ya que el tratamiento está dirigido solo a eliminar los síntomas, mas no a la verdadera enfermedad.


Genética

La enfermedad de la adicción es una enfermedad con una predisposición genética. En la mayoría de los casos podemos ver esta genética si observamos atentamente a los familiares cercanos, y probablemente alguno la padezca, ya sea alcoholismo, depresión, juego, adicción al trabajo, o cualquier otro tipo de apego. Del mismo modo podemos darnos cuenta de que es genético, al recordar cómo era el paciente desde muy temprana edad, ya que probablemente fue muy movido o muy tranquilo desde muy chico en el colegio, o el primero o el último de la clase.


El Cerebro como Procesador Central

La enfermedad esencialmente es una inadecuada forma de procesar del cerebro. Cuando el cerebro procesa de manera inadecuada o diferente, todas las funciones del cerebro se van a ver inadecuadas. Por ejemplo se van a presentar problemas o dificultades en el área familiar (problemas dentro de la familia), en el área social (frecuenta las personas que no debe frecuentar), en el área económica (mala administración del dinero), en el área financiera (malas decisiones), en el área de los estudios o laboral (impuntualidad, inasistencia, irresponsabilidad, etc).

El tratamiento debe estar dirigido a recuperar el proceso adecuado del cerebro, ya que si logramos esto todas las áreas se van a recuperar, y esto se logra cuando el paciente reflexiona en forma adecuada. El problema no se encuentra en los comportamientos o las consecuencias que el procesamiento inadecuado del cerebro produce, en otras palabras, no se logra una completa recuperación. Si nuestros esfuerzos los centramos en corregir solamente las relaciones familiares o el manejo de dinero, y/o prohibirle las relaciones con personas que creemos inadecuadas, vamos a lograr que el tratamiento del paciente no se acabe nunca.

El verdadero tratamiento se va a dar cuando nuestros esfuerzos se concentren en lograr que la persona procese en forma adecuada y esto es un proceso fisiológico, más que psicológico, ya que en eso se basa la esencia de nuestro tratamiento. Nos podemos dar cuenta que una persona no llega a procesar de manera adecuada, porque uno puede hablar con la persona 10 hrs o 2 días seguidos, y a los 15 minutos o al día siguiente está haciendo todo lo contrario.

Con nuestro tratamiento se logra que el paciente procese en forma adecuada.  Esto nos permite no solo corregir los problemas que se hayan presentado en el pasado y en la actualidad, sino que el paciente va a poder llevar una vida más eficiente en el futuro, pues va a tener la capacidad de poder reflexionar de un modo diferente ante cualquier evento o circunstancia en todas las áreas de su vida.